sábado, 31 de julio de 2010

[uniendo letras:34290] LA NIÑA Y EL RUISEÑOR (encadenado concluido)

 Una niña se bañaba
en áurea espuma de amor,
y su pájaro cantor
solo un llanto le enviaba.
Esperaba el ruiseñor
de la amada la alegría
y murió su fantasía
derrotado de dolor.
La rosa más delicada
con su pico la corto,
y envolviéndola en mil besos
en su puerta la dejo.
Llego la que se bañaba
en áurea espuma de amor,
y al observar esa rosa
con mis beso en rededor
soltó gimiendo gloriosa
mil rimas para su amor,
Hay ruiseñor, que en mis dias
llenos de celo y dolor
suplico por tu venida
y en tus besos sueño yo...
...retozando entre las aguas,
mostrándose sin pudor
y ningún caso le hizo
al pequeño ruiseñor
ignorando aquella rosa
que él, amante le ofreció.
Sumergiéndose en la espuma
de su propio, único amor
a todos los ignoraba
también a aquel ruiseñor …

...En las aguas cantarinas
en blanca espuma de amor
con tristeza fue muriendo
el amor del ruiseñor
no lo quiso ver la niña
no concedió la ilusión
la evocaba muy contento
desde que la conoció,
hoy lo oímos por el huerto
entonando una canción
con tristeza y con lamento
del amor que no se dio
su gorjeo es un sollozo...
! lleva una pena de amor ¡
  
Encadenado
Emilio Medina, Norma Estuard,
Magdalena Márquez y Gloria Lemus.

24/07/2010.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada